Cirugía Mayor Ambulatoria

La Cirugía Mayor Ambulatoria, como responsable de la autorregulación del Sistema Público de Salud, transforma el sistema piramidal en un sistema articulado, fundamental para el óptimo desarrollo de la sanidad pública.

La Cirugía Mayor Ambulatoria alude a todos los procedimientos quirúrgicos en los que el paciente regresa a su domicilio el mismo día de la intervención o antes de las 24 horas siguientes a la misma. Hasta el 60% de la cirugía que se realiza en un hospital es susceptible de transformarse en procedimientos realizados sin ingreso si se cuenta con las instalaciones, la preparación y la organización adecuada, descongestionando la red de hospitales públicos.

Después del alta del hospital, el paciente es sometido a un período de observación y control por parte del equipo médico y de enfermería para asegurar su recuperación. El éxito de este tipo de cirugía se consigue con una esmerada organización que permita la colaboración de un equipo multidisciplinar integrado por Cirujanos, Anestesiólogos y personal de enfermería.

Ventajas de la cirugía sin ingreso:

  • Supone la posibilidad de reorganizar los recursos del centro de forma que las camas hospitalarias se dediquen a los procesos que realmente requieran ingreso hospitalario.
  • El ahorro directo que se ha conseguido en España al desarrollar la cirugía sin ingreso en los hospitales públicos alcanza lo que hubiera costado un hospital con 2.000 camas al año.
  • Permite manejar un gran número de pacientes con una plantilla reducida de personal debido a la gran rotación de enfermos que se consigue.
  • Con unos costes controlados de instalación y bajo coste en su desarrollo, hace posible acercar la asistencia quirúrgica a poblaciones alejadas de los grandes centros urbanos.
  • El hecho de que el paciente no quede ingresado obliga a la utilización de técnicas innovadoras, aparataje de gran calado tecnológico y de fármacos evolucionados, junto a una especial preparación de los especialistas.
  • La incidencia de infecciones es menor al reducirse el tiempo de estancia en el centro hospitalario.
  • La recuperación del paciente es más rápida ya que el periodo postoperatorio se desarrolla en su ambiente familiar, lo que siempre tiene un aspecto psicológico positivo.